goesecu.jpg (14819 bytes)Edificio en la Horqueta

 

La ciudad de Buenos Aires creció y Belgrano dejó de ser un barrio suburbano tranquilo y con espacios verdes que permiten un desarrollo de actividades en un ambiente sin ruidos molestos. (Pensar que las postas de 400 metros se corrían alrededor de la manzana de José Hernández.)

El apacible barrio en el transcurso de los años se transformó en un bosque de cemento y rascacielos. El colegio trabaja en condiciones poco favorables para la concentración de sus alumnos. Se busca entonces un terreno en la zona Norte, finalmente se decide la compra de un terreno en La Horqueta. Su dueño el Señor Walter Pöblein le pide al colegio un precio tan bajo por su propiedad que a él también se lo puede considerar un benefactor de la Goethe Schule.

Durante años el colegio usó el ¨campito¨ en La Horqueta para excursiones y campamentos.

La construcción tuvo que esperar. Se llama a concurso para la nueva Goethe Schule y el 24 de Noviembre de 1972 se resuelve por unanimidad otorgar el primer premio del "Concurso de Anteproyectos del nuevo Complejo escolar en las Lomas de San Isidro" a los Arquitecto Manteola, Sanchez Gómez, Santos, Solsona, Viñol y Salvador Tarsilano. El momento para construir llega cuando Alemania anuncia en 1985 que ha sido otorgado una fuerte suma de dinero para la construcci¢n de la Goethe Schule en La Horqueta.

El 5 de Septiembre de 1985 finalmente es colocada la piedra fundamental. El acto se realiza con la presencia de altos funcionarios argentinos y alemanes.

Y llega el momento triste y feliz. El 3 de Diciembre de 1988 se hace la última fiesta en Belgrano. Para los que tuvimos la dicha de terminar nuestros estudios en Belgrano no fue un día de fiesta. Nadie sabía que iba a suceder con el edificio de José Hernández. Todos lo quisimos salvar, se pensó en una casa de estudios, en venderlo con el compromiso de conservar su frente. Pero como muchas veces el tiempo tomó su decisión.