Una mañana con los abuelos

En el Jardín vivimos una experiencia muy linda y sobre todo muy emotiva. Vinieron a compartir una mañana con sus nietos los abuelos de los chicos de la sala de Mónica y Carina.

Los chicos ya hacia una semana que venían preparando este acontecimiento con distintas actividades. Entre todos prepararon galletitas y las decoraron, también hicieron manteles de papel para las mesas y un girasol de cartulina con una leyenda de Ortega y Gasset que entregaron a sus respectivos abuelos.

A la mañana temprano arreglamos la sala, pusimos todas las sillas en ronda y cuando comenzaron a llegar los abuelos y abuelas estaban todos los chicos esperando que el SUYO entrara en la clase. Luego los abuelos se ubicaron junto a sus nietos y hubo hasta una bisabuela de 92 años que también llegó para compartir este día con su bisnieto.

Cuando ya estuvieron todos sentados en la ronda, las docentes comenzaron a hacerles preguntas sobre sus infancia, como eran las cosas en su época, a que se jugaba, si existían los Jardines de Infantes, etc.

Era realmente muy, muy lindo ver la atención con que los chicos escuchaban lo que los abuelos contaban, y ellos hacían también sus comentarios al respecto. Luego los abuelos cantaron entre todos una canción de su época "la farolera". Que lindo ver a la bisabuela cantando con las mismas ganas que los niños. Mónica también pidió a los Opas y Omas presentes que canten algo en alemán "Alle meine Entchen" y "Hoppe, hoppe Reiter" fue el repertorio escogido.

Después cada chico eligió un lugar de la sala para jugar junto con los abuelos y así vimos abuelos luchando para que una bolita entre en algún laberinto, o un zoológico hecho con los bloques, hacer dibujos con crayones o armar algún rompecabezas.

 

Luego llegó el momento de compartir la merienda y probar las ricas galletitas que los chicos prepararon tan entusiasmados.

Al final de la jornada, algunos abuelos dejaron escrito en una hoja colgada en el pizarrón sus impresiones sobre este día, y partieron felices de haber tenido esta oportunidad de revivir recuerdos de su infancia junto a sus nietos.

 

La misma alegría que los niños compartieron con sus propios abuelos las volvieron a vivir al visitar el Hogar de ancianos "Los Pinos".

 

 

 

 

Compartieron juegos de mesa, tortas y masitas que llevaron para convidar a los abuelos y momentos de charlas y mimos