Estimadas familias,

en este correo queremos continuar nuestra pequeña serie de recomendaciones para la convivencia cotidiana con nuestras hijas y nuestros hijos. Esperamos que también puedan servirles de inspiración.

3. ¡Planifiquen claramente los momentos de estudio y los momentos de ocio!

  • Procuren que sus hijas e hijos lleven un diario de tareas -o para los más pequeños llévenlo ustedes mismos- que muestre claramente qué tareas tienen que hacerse para qué día, cuándo tienen lugar las clases virtuales, etc.
  • Fomenten que sus hijas e hijos hagan ejercicio, si es posible al aire libre.
  • A intervalos regulares, planifiquen pequeños momentos especiales que todos esperen con ansias (por ejemplo una comida favorita, una noche de cine en casa, etc.).
  • También se pueden involucrar a otros miembros de la familia y/o conocidos a través de conversaciones telefónicas, chat, correo electrónico o videos para fortalecer el sentimiento de pertenencia social y de conexión humana.
  • Uno de los mayores desafíos para sus hijas e hijos es no poder ver a sus amigos o no poder jugar con otros niños de su edad. Prepárense para situaciones emocionalmente desafiantes. Aunque suene repetitivo, recuérdenles a sus hijas e hijos que el objetivo de esta situación particular es no ponerlos en peligro a ellos ni a sus amigos. Al mismo tiempo, apoyen a sus hijas e hijos a buscar formas para mantenerse en contacto virtual con sus compañeros. Para los más pequeños, en cambio, podrían organizar reuniones de juego virtuales con otros padres.

4. ¡Diseñen el entorno de aprendizaje de su hija o hijo de forma consciente!

  • Intenten generar un ambiente con la menor distracción posible durante los tiempos de aprendizaje (sin música que distraiga, dejando el celular y la consola de juegos fuera de la vista, etc.)
  • Todos los materiales necesarios para la realización de las tareas deben asignarse al lugar de trabajo. La preparación específica del material de trabajo puede servir de introducción al momento de aprendizaje.
  • Si es posible, el trabajo debe realizarse siempre en un mismo lugar.
  • Las tareas más extensas pueden dividirse en partes. Según el nivel de atención requerido, pueden completarse entre 15 y 30 minutos. Los distintos pasos de la tarea pueden registrarse en un papel y marcarse para poder ver el progreso del trabajo. Traten de darles a sus hijas e hijos un refuerzo positivo a través de elogios y de motivarlos a adoptar la conducta deseada.
  • Verifiquen el comportamiento de aprendizaje de sus hijas e hijos después de cada período de aprendizaje. Trabajar para la escuela en un ambiente hogareño, separado de la vida escolar cotidiana, requiere un alto grado de auto-disciplina.
  • Absténganse de tomar medidas educativas importantes o de aumentar las expectativas de rendimiento en este momento y si es posible absténganse de castigar. Restringir la libertad de movimiento, sentir presiones y limitar las posibilidades de retraimiento pueden desencadenar un alto nivel de estrés. Por lo tanto, deben concentrarse en la percepción y el reforzamiento del comportamiento positivo y en los puntos fuertes de sus hijas e hijos.

Esperamos haber sido capaces de brindarles algunas nuevas e interesantes sugerencias y que les resulten de utilidad en su vida cotidiana. Seguiremos enviándoles mas recomendaciones en los próximos días.

Saludos cordiales,

Dirección General

Tipea y aprieta enter para buscar