Gracias, María Cristina González

María Cristina González (21/11/51 – 14/5/2020)

 

Para quienes no la conocieron, María Cristina González fue la Directora de Secundaria durante 18 años hasta 2014. Entre sus iniciativas se incluyeron el proyecto para volver al colegio trilingüe y el impulso para que tiempo más tarde el viaje de estudios a Alemania „Deutschlandreise“ se volviera realidad.

De carácter decidido, acompañó a los directores alemanes buscando siempre sostener el Bachillerato Argentino a la par del Abitur. Tenaz en la defensa de sus convicciones, íntegra en sus decisiones, comprometida en su dedicación.

Que En Paz Descanse.

Andrés de la Cruz

 

Creo que en estos días hemos recordado de distintas maneras a María Cristina. No quiero hacerlo con hechos o hitos de un especial significado
para el colegio, al que le dedicó muchos años y compromiso, porque eso ya ha sido destacado en primer lugar.

En estos días, me sorprendió más encontrarme con la emoción tejida en los recuerdos de mucha gente variada de la comunidad. Sentimientos
fuertes despiertos en distintas historias personales. Como esto forma parte de lo íntimo de las relaciones interpersonales surge de repente, envuelto en miradas, conversaciones y otras actitudes que hacen una diferencia. Pertenecen a esa red que se urde por debajo del día a día de un colegio. Y de ahí brotan y se va dibujando un perfil de una María Cristina cercana desde donde quien la recuerda, aporta algo personal y particular. Muchos son los que dejan aparecer algún momento especial que conservan en la memoria y lo hacen con palabras cariñosas y agradecidas.

Esto me consoló porque pude constatar con alegría de qué manera inesperada las personas permanecen y siguen vivas en nosotros.
María Cristina tuvo gestos que no olvidaremos. En el grupo de Eventos Culturales por el que desfilaron generaciones de madres, nos
acordábamos el otro día cómo intentaba hacerse un momento para estar con nosotras y mientras tomaba su agua caliente nos alentaba en alguna organización. Esa era la manera de ofrecernos un mimo de su parte. Creo que ella se alegraría de que la recordemos así. Con las cosas
“pequeñas” pero distintivas. Y dado que este contexto que vivimos no nos permite expresar lo que quisiéramos de manera presencial, los alentamos a hacerlo de manera escrita.

Estamos aislados pero no lejanos en el afecto para compartir con la familia.

Marcela Tabanera de Friedrich

 

Querida María Cristina,

hace seis años escribí tu despedida para el anuario de la Goethe-Schule y traté de resumir lo que significaba tu paso por este colegio para todos nosotros. Hoy quiero recordar otra área en la que fuiste una fiel compañera para mí. La AGDS, la Comunidad de Colegios Alemanes en Argentina, existe hace más de 50 años pero nunca había tenido un foro de directores. Y eso lo creaste vos junto a Patricia en la época de crisis del 2001 y 2002.

Ahí reuniste a los directores de distintos colegios y lograron llevar adelante varios proyectos importantes. También pudieron frenar iniciativas que el gobierno quería impulsar y que hubiesen sido muy desfavorables para las instituciones. En esta época aprendí lo que significaba una de tus frases favoritas: “¡mejor pedir perdón que pedir permiso!”. Con mucha sabiduría, y también picardía, con inteligencia, perseverancia y profesionalismo lograste llevar adelante negociaciones a favor de todos los colegios de la comunidad alemana ante los entes oficiales. Nos ayudaste a organizar los congresos anuales, las Landesweite Tagungen, junto a un grupo de colegas. Nunca faltaban la risa, el sentido del humor y el compañerismo.

¡Tus ideas brotaban! Tu participación fortaleció el grupo de trabajo y se dio una continuidad de temas a través de los años en estos congresos y otras capacitaciones que logramos organizar con tu ayuda. Luego de cada evento supimos festejar y alegrarnos por lo que habíamos conseguido como grupo de trabajo y amigos que nos hicimos a través de los años.

Recuerdo con mucho cariño y respeto nuestros años juntos y agradezco al destino que nos pudimos ver todavía en diciembre del año pasado para recordar este lindo tiempo de trabajo y proyectos que pudimos compartir. Lo recordaré siempre.

Brigitte von der Fecht

 

ENTER FESTZIEHEN, UM ZU SUCHEN