Por Tim O. Sander | Coordinador General de Alemán ¿Qué significa la inmersión? Inmersión significa «sumergirse» o «baño de lengua». Esto quiere decir que los niños no aprenden un idioma de manera convencional, sino que lo experimentan en la vida escolar cotidiana. El idioma extranjero se convierte en un lenguaje de trabajo y ambiental para ellos y siempre está vinculado a acciones, temas y contenidos que son significativos e interesantes para ellos. Con la inmersión, los niños desarrollan una lengua extranjera paso a paso a partir de su contexto, cada niño tiene su propio ritmo. ¿Qué enfoque de inmersión seguimos? El concepto de alemán en la Goethe-Schule consiste en dos programas de inmersión que se basan el uno en el otro, con diferentes enfoques en el Kindergarten («Goethe-Immersion»), en la Primaria (concepto «CLILiG» de 1º a 3º año e inmersión parcial a partir de 4º en 2021) y, a continuación, la inmersión parcial tardía con una alta proporción de enseñanza de materias sensibles al lenguaje en la Secundaria. La inmersión parcial significa que no todas las clases se imparten en el idioma de destino, el alemán, pero sí una proporción muy alta. La abreviatura «CLILiG» (Content and Language Integrated Learning in German) significa «Aprendizaje integrado de contenidos e idiomas en alemán». Además, enseñamos en grupos heterogéneos de idiomas a partir de la sala de dos años del Kindergarten, es decir, ya no por separado para los hablantes nativos y los alumnos de idiomas extranjeros. De esta manera no sólo tenemos en cuenta la creciente realidad de que cada vez hay menos hablantes nativos de alemán, sino que también nos proponemos lograr el mayor grado posible de uniformidad en la adquisición del idioma. Hasta el final del 3º año de la Primaria, la enseñanza se llevará a cabo en un proceso de enseñanza en equipo (Team-Teaching) para poder atender a los niños de forma más intensiva e individual. Después de eso, nuestros profesores aplican diferentes modelos de diferenciación externa e interna en el sentido de pedagogías flexibles. Estamos asesorados por la Dra. Anja Steinlen de la Universidad de Erlangen-Nuremberg, Alemania, una de las principales expertas en inmersión del mundo de habla alemana. Por qué llevamos a cabo la Inmersión en la Goethe-Schule? Con el proyecto «DIA 2029» (Deutsches Internationales Abitur), la Goethe se ha fijado el objetivo de que el mayor porcentaje posible de sus alumnos termine con éxito el Abitur Internacional de Alemán (DIA). Mediante el concepto alemán interdepartamental basado en la inmersión, queremos crear los requisitos lingüísticos previos para la adquisición del DIA, porque la inmersión temprana se considera hoy en día el método de enseñanza y aprendizaje de idiomas más exitoso y más investigado en todo el mundo. ¿Qué más necesito saber?
  • Al igual que con la adquisición de la lengua materna, los niños desarrollan primero habilidades pasivas, es decir, sobre todo la escucha y la comprensión de las acciones. Es perfectamente normal que al principio hablen poco el nuevo idioma, aunque esto también puede variar de un niño a otro.
  • Los errores son -como en la lengua materna- también parte del proceso de adquisición del idioma; los niños incluso desarrollan los llamados idiomas provisionales (interlenguas), es decir, mezclan el idioma extranjero con su lengua materna o utilizan expresiones y patrones de frases que no son del todo correctas desde el punto de vista léxico y gramatical.
  • El factor decisivo es el aporte lingüístico más consistente y de mayor calidad posible durante el período más largo de tiempo: desde el comienzo del Kindergarten hasta el final de la Primaria.
  • Como padres, no tienen que dominar el idioma de destino, el alemán, pero deben tener una actitud positiva hacia la adquisición de la lengua bilingüe de su hijo/a, fomentar siempre activamente la comunicación en casa y cantar y leer a su hijo/a.
¿Y durante el aprendizaje a distancia? La enseñanza virtual representa una situación excepcional sin precedentes a nivel mundial para la que no hay ni experiencia ni resultados de investigación. Lo que está claro es que los alumnos que no crecen en un entorno de habla alemana en casa, actualmente están en desventaja en comparación con los niños de familias que hablan alemán, a pesar de las medidas que estamos tomando. Sin embargo, los expertos están en gran medida de acuerdo en que, especialmente los niños pequeños en edad de asistir al jardín de infantes y al primer ciclo de la escuela primaria pueden compensar rápidamente esta pérdida de entrada intensiva de lenguaje tan pronto como vuelven a la enseñanza presencial. Sin embargo, las familias de habla hispana también pueden apoyar a su hijo/a ahora para que el proceso de recuperación posterior tenga un éxito aún mayor:
  • Asegúrese de que su hijo/a aproveche el mayor número posible de ofertas sincrónicas y asincrónicas del colegio para que los estímulos visuales y auditivos permanezcan constantes.
  • Las canciones, videos y los podcasts con historias en alemán se pueden escuchar no sólo durante las clases sino también durante el juego libre. ¡También se perciben subconscientemente!
  • Aproveche las posibilidades que ofrecen los audios y los videos: pueden ser reproducidos una y otra vez.
  • Anime a su hijo/a a que cante y repita, y dé un buen ejemplo. ¡No hay miedo a los errores! Su hijo/a los corregirá.
  • Crear un entorno comunicativo: cuanto más le hable a su hijo/a en su lengua materna, le lea y reflexione sobre sus experiencias, más estimulará al cerebro a desarrollar el habla.