Por Jesica Zappia

El yoga es una disciplina ancestral que se originó en la India hace más de cinco mil años. Gracias a posturas sencillas, otras complejas y al dominio de la respiración, ayuda a conservar la flexibilidad del cuerpo, a relajar las tensiones mentales y físicas y a renovar la energía.

Cuando los antiguos yoguis desarrollaron las asanas (posturas) hace miles de años, vivían en contacto con la naturaleza. Para realizarlas se inspiraban en los animales y en las plantas.

Los/as niños/as, al igual que todas las personas, viven en una sociedad que impone un ritmo de vida estresante. Estas presiones con las que crecen los hace convertirse en «pequeños adultos», con horarios, rutinas y normas estructuradas. El yoga es una propuesta para ellos que surge de la misma manera que para los adultos: como un espacio para recuperar la energía y también para relajarse.

Comenzar a practicar yoga desde pequeños/as es una gran manera de iniciar la vida y de adquirir múltiples beneficios: 

  • Desde el punto de vista físico mejora la flexibilidad, la fuerza y la coordinación del cuerpo y la mente logrando mayor conciencia de sí mismos. 
  • Desarrolla la capacidad de concentrarse, serenarse y relajarse. 
  • Gracias a la flexibilidad y el sentido de equilibrio que tienen por naturaleza los niños/as, adoptan fácilmente las posturas.

Ahora bien… ¿en qué y cómo nos ayuda el yoga en medio de esta pandemia que estamos viviendo?

El espacio de Yoga en la Escuela busca brindarles a los niños y niñas diferentes  herramientas y estrategias para que puedan gestionar, de una manera más amena, sus emociones. Los/as acompaña poniendo a su alcance diferentes recursos que los ayuden a disponerse de otra manera a la hora de realizar sus tareas, llevar adelante los encuentros virtuales y a salir fortalecidos, lo más sanamente  posible, en cuanto a su emocionalidad. Se trabaja a partir de canciones, juegos y cuentos para abordar los diferentes beneficios que aporta la disciplina del yoga.

En los siguientes videos los invito a conocer el Manipura Chakra, localizado en el plexo solar que se encuentra en el pecho, que se identifica con el color amarillo y con el elemento fuego y el Anahata Chakra , centro que se identifica con el color verde y con su elemento aire.

Tipea y aprieta enter para buscar