En septiembre en la Goethe-Schule se llevaron a cabo las diferentes evaluaciones del Bachillerato Internacional Alemán (Deutsches Internationales Abitur – DIA), del Deutsches Sprachdiplom (DSD) y de la Internationale Vergleichsarbeit A2 (Evaluación Comparativa de Nivel A2) con sus respectivas instancias: los exámenes escritos, orales, de comprensión lectora y de comprensión auditiva.

El Abitur es la máxima titulación escolar en Alemania. Certifica la obtención del Bachillerato alemán y las habilidades de estudio que otorga. A la vez es el título que permite el acceso a la educación superior. Tanto para las clases como para la realización de los exámenes, rigen las normas de la Asamblea de Ministros de Educación de los Estados Alemanes (Kultusministerkonferenz – KMK), organismo que establece las normas educativas en Alemania.

El DSD 1 corresponde al nivel B1 (uso avanzado de la lengua) del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas. Se considera una certificación de los conocimientos de alemán necesarios para la admisión a un Studienkolleg en Alemania.

El DSD 2 corresponde al nivel B2 (uso independiente de la lengua) o C1 (uso competente de la lengua) del Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas. Se considera una demostración de los conocimientos de alemán necesarios para cursar una carrera universitaria en la República Federal de Alemania.

Para acompañar y evaluar las clases de alemán en la escuela en el camino hacia el DSD, la Oficina Central de Colegios Alemanes en el Extranjero (ZfA) ofrece la Evaluación Internacional Comparativa A2 a partir de la escuela primaria, que demuestra importantes fundamentos lingüísticos en el ámbito de los temas cotidianos. Nuestros alumnos realizan actualmente esta prueba en 6º año de Primaria.

Compartimos con ustedes la carta de agradecimiento escrita por Philipp Wehmann, Director General del colegio, para todas las personas involucradas en la organización de los exámenes y su óptimo desarrollo. La misma refleja el arduo esfuerzo y compromiso que hay detrás de la realización de estos exámenes:

Carta de agradecimiento de Philipp Wehmann

Ahora que las semanas de exámenes alemanes han llegado a su fin, me gustaría aprovechar esta oportunidad para dar mis gracias a muchas personas:

  • a mi asistente Paula Schwarz, el corazón de la planificación de todos los exámenes de la Secundaria, que se ocupó de todo y siempre sostuvo los hilos; sin ella habría sido muy difícil llevar a cabo todos estos exámenes;
  • a mis colegas de la Dirección de Secundaria -Florencia Noguera, Mariana Aragón, Jörg Krämer, María Romano y Virginia Petrella- quienes también colaboraron siempre en lo que fue necesario para que todo saliera de la mejor manera;
  • a Jörg Krämer, Thomas Reitberger y Carsten Totzke, que me apoyaron intensamente en la organización de los exámenes del DIA escritos (en ES6) y de los Zentrale Klassenarbeiten (en ES4);
  • a Gaby Parry y Florian Lentner, que organizaron los exámenes escritos y orales del DSD;
  • a mis colegas de la Dirección de Primaria de alemán con Uschi Schwarz, Olivier Greiner, Kyra Henke y Tim Sander en la organización de las pruebas A2 -a mí me ha resultado un placer presenciar unos de los exámenes orales-;
  • a Carla Zannol y a Andrea Menéndez y su equipo, que nos facilitaron todo lo necesario;
  • a todos los y las profesoras de alemán que realizaron los exámenes del DSD;
  • a las y los colegas que asumieron las numerosas supervisiones que hacen falta en este tipo de exámenes;
  • a todos los y las docentes de Primaria y Secundaria, quienes habían preparado a los alumnos para estos exámenes y ahora tuvieron que tener grupos enteros en la virtualidad; además de haber apoyado a nuestros examinados con mucho conocimiento y mucha tolerancia;
  • y en especial a nuestras maestras del Kindergarten y a los niños a su cargo, ¡quienes de manera comprometida siempre se esforzaron por caminar lo más silenciosamente posible por el edificio del colegio para llegar al gimnasio!

Aunque ahora se ha quitado un peso de encima para muchos -directivos, colegas y alumnas/os-, todavía hay que corregir muchos de estos exámenes, y para ello les deseo suerte a las/los colegas afectados y que les sea leve la tarea.

Saludos cordiales,
Philipp Wehmann