Estimadas familias:

Todos sabemos cuán grande es la incertidumbre que existe actualmente en la sociedad y, por consiguiente, en nuestra comunidad escolar con respecto a la propagación del Coronavirus.

Ya desde febrero, incluso antes del comienzo de las clases, hemos formado un grupo de trabajo para tratar este tema en detalle y en el que establecimos las medidas que hemos estado aplicando desde el inicio de clases, como la desinfección diaria de las superficies de uso frecuente, la distribución de gel desinfectante en las aulas, la indicación del lavado de manos frecuente y la forma de toser, para nombrar solo algunas de ellas. Estas medidas están en plena consonancia con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (en castellano: https://www.who.int/es/news-room/detail/10-03-2020-covid-19-ifrc-unicef-and-who-issue-guidance-to-protect-children-and-support-safe-school-operations), que se publicaron ayer así como las instrucciones del gobierno argentino.

Además, estamos consultando a médicos y epidemiólogos y ya estamos trabajando en soluciones y formas de seguir enseñando, en caso de que la escuela deba cerrar. En esta situación también nos beneficia la experiencia obtenida durante la epidemia de gripe A del 2009.

Será nuestra tarea como comunidad escolar proteger a los miembros más vulnerables y débiles de nuestra comunidad evitando o, al menos, frenando significativamente la propagación del virus. Con respecto a eso, todas nuestras medidas sólo pueden tener éxito si todos nos atenemos a ellas. Y solo lo conseguiremos trabajando en conjunto y con confianza, siguiendo las recomendaciones que ya hemos publicado en las circulares anteriores, leyendo siempre las circulares que regularmente seguiremos publicando y prestando atención a las indicaciones que contienen.

Al igual que nosotros, también nuestras alumnas y alumnos están preocupados y tienen muchas preguntas y, a veces, miedos. Tómense el tiempo en sus hogares para explicar con detenimiento, para que juntos, el colegio y los padres, podamos llevar a cabo una labor educativa provechosa, responsable y tranquilizadora.

Tengo la convicción de que seremos capaces de sobrellevar muy bien esta fase por la que atraviesa actualmente la ciudad, el país y el mundo, y que también podremos seguir ofreciendo una buena educación a los niños y adolescente que nos han sido confiados. Deseo agradecerles de antemano por su confianza y su cooperación en pos del bienestar de nuestros hijos.

Cordialmente.

Dirección General

Tipea y aprieta enter para buscar